Explosión de granada dejó con delicadas heridas a pareja de esposos en el barrio Fenalco de Ibagué

Las víctimas son dos comerciantes residentes en el barrio Fenalco en Ibagué, quienes fueron atacados con una granada de fragmentación cuando regresaban a casa después de almorzar en un restaurante cercano a su vivienda, resultando con graves heridas en su humanidad y trasladados en dos taxis a la central de urgencias del Hospital San Francisco, uno de los vehículos es de placa WTP-236, en el que se trasladó a la mujer hasta el Hospital San Francisco.

El atentado en contra de estas personas ocurrió en la calle peatonal ubicada en la 29 con Avenida Ambalá,  que separa los barrios Fenalco y La Granja de Ibagué.

La pareja de esposos herida fue identificada como María Oyola Lozano, de 52 años de edad, quien presenta heridas abiertas en las piernas y traumas en diferentes partes del cuerpo a causa de la fuerte explosión y José Gildardo Zambrano, de 50 años, quien recibió atención médica en la Clínica Nuestra por algunas esquirlas que le alcanzaron a lesionar levemente la espalda, siendo dado de alta minutos después.

De igual forma se logró establecer que la pareja de esposos sufrió aturdimiento por lo fuerte de la explosión.

Sobre los autores del ataque se supo que fueron dos hombres entre 23 y 25 años de edad, quienes se transportaban en una motocicleta Pulsar, color amarillo, en la que huyeron del sitio siendo perseguidos varias cuadras por tres domiciliarios quienes fueron testigo del atentado.

Extraoficialmente se logró conocer que el hombre herido, al parecer, había tenido un enfrentamiento con un hombre, meses atrás, luego de haberse quedado con la casa de sus padres a cambio de una millonaria deuda que estas personas no le pudieron cancelar, motivo por el cual uno de sus hijos le advirtió que pagaría por eso, versión que no ha sido confirmada por las autoridades, pero que toma fuerza en el extraño caso ocurrido en las últimas horas en esa parte de la capital del Tolima.

Dijo el Comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, Coronel, Jorge Hernando Morales Villamizar, que dos personas sospechosas de haber sido los autores del hecho y quienes a esta hora permanecen como indiciadas, están ya en manos de las autoridades y se alistan para ser reconocidas por algunos testigos.

Aunque no existe una versión oficial de las autoridades en la que se conozcan las causas del atentado, extraoficialmente corre la versión, que podría tratarse de una venganza, sin descartar que se haya tratado de una equivocación.

Para el Alcalde encargado de Ibagué, Juan Espinosa, el atentado del que fue víctima la pareja es el resultado de un cobro efectuado por una oficina para tal fin y que desde hace varios meses se ha instalado en Ibagué, motivo por el cual las autoridades metropolitanas, en un Consejo de Gobierno, se dio a conocer el tema que hoy es materia de investigación por parte de las autoridades.

Minutos después, Juan Espinosa, Alcalde encargado, inexplicablemente se retractó de lo afirmado y dijo a Ondas de Ibagué que en la capital del Tolima, esa tal “Oficina de Cobro, no existe”, la misma que había hecho referencia.

Por su parte, el Secretario de Gobierno de Ibagué, Marco Emilio Hincapié aseguró que le parece un hecho extraño el ocurrido en contra de la pareja de esposos. Recalcó que la persona que le lanzó el artefacto a los afectados, corrió y se subió a una motocicleta en la que escapó del lugar de los hechos.

De otro lado, el Comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, Coronel, Jorge Hernando Morales Villamizar, aseguró que hasta el momento no hay personas capturadas, tan sólo dos sospechosos que están en manos de la Sijín, quienes serán los encargados de hallar su responsabilidad en el hecho delincuencial.

Queda en el ambiente un amargo sabor entre la comunidad, toda vez que pese a la restricción de parrillero en Ibagué que fue impuesta por Decreto, se sigan cometiendo estos hechos a plena luz del día sin que las autoridades hayan logrado evitarlo.

Al sitio también llegaron varias unidades de Criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, quienes se encargaron de las labores de vecindario para establecer las verdaderas causas que llevaron a estos motociclistas a cometer el atentado, así como las identidades de los mismos.

Desde ya la Alcaldía de Ibagué anunció una recompensa de hasta 10 millones de pesos para la persona que entregue a la policía información clara que permita la ubicación y posterior captura de los responsables del atentado.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial