Caso de tortura acabó con la vida de una niña de tres años en una finca de Armero Guayabal

El caso extremo de violencia en contra de la niña de tres años de nacida ocurrió este fin de semana al interior de una finca ubicada en zona rural del municipio de Armero Guayabal, desde donde su madrina de bautizo la trasladó en crítico estado de salud hasta la central de urgencias del Hospital Nelson Restrepo de esa población norteña, donde fue atendida y por sus graves lesiones, remitida inmediatamente hacia la capital del Tolima donde fue recibida en el Hospital Federico Lleras Acosta.

La bebé presentaba trauma cráneo encefálico severo, múltiples heridas en el pecho, levantamiento de la uña del tercer dedo de la mano derecha, amputación del dedo anular izquierdo, cicatrices en las piernas ocasionadas con una navaja y lesiones en el ano y la vagina, pues había sido violada, caso que fue denunciado por los facultativos del centro asistencial ante el grupo de Infancia y Adolescencia de la Policía Nacional.

Sarita fue atendida por expertos, quienes confirmaron su deceso el sábado en horas de la tarde, iniciándose de inmediato una exhaustiva investigación por parte de Fiscalía y la Policía del Tolima.

La madrina de la niña acompañó a la menor desde Armero Guayabal hasta Ibagué y una vez conoció de su muerte, fue llamada a interrogatorio ante las autoridades seccionales, ante quienes rindió descargos.

La versión entregada por esta mujer aumentó las dudas de las autoridades, pues relató que cuando ella llegó a la casa vio a la pequeña tirada en el piso y aseguró a la policía que la niña se había caído de la cama.

La mujer continuó su relato diciendo "al ver que la niña no respondía me la llevé para las urgencias del Hospital donde llegó inconsciente. Los médicos la atendieron y ordenaron que había que trasladarla para Ibagué porque estaba muy malita. Yo no entendía lo que pasaba. No me explicaba la gravedad de mi muchachita", aseguró a la policía la madrina de Sarita.

La madrina de Sarita dijo a la policía y a los investigadores de Infancia y Adolescencia que "La mamá de la niña me la regaló cuando tenía un año de nacida porque no tenía cómo ver por ella. Nosotros fuimos a la Comisaría de Familia en Armero Guayabal y allá no pusieron problema y yo me quedé legalmente con la niña".

Por ahora el propio Comandante encargado de la Policía Tolima, Coronel, Marcelo Napoleón Russi, investiga a los uniformados de su institución y a las directivas del Hospital de Armero Guayabal por no haber avisado a las autoridades departamentales del caso de Sarita, tan pronto se conoció el tema.

Los investigadores de la Policía Tolima también tratan de conocer el verdadero o los verdaderos culpables de las lesiones que presenta el cuerpo de Sarita, por lo que en este momento se adelantan diligencias judiciales en la finca donde ocurrieron los hechos y labores de vecindario que seguramente arrojarán resultados tendientes a la captura de los autores materiales de este crimen que entristece a toda la región centro de Colombia.

En las últimas horas se conoció que la madre biológica de Sarita ya apareció y que en la actualidad trabaja en La Dorada, Caldas, como empleada doméstica. Esta persona viajó a Armero Guayabal y, según el Comandante encargado del Departamento de Policía Tolima, Coronel Marcelo Napoleón Russi, la mujer dijo que hace varios meses había instaurado una queja formal y por escrito ante la Comisaría de Familia de Armero Guayabal, informando sobre el maltrato del que era víctima la paqueña.

De la misma manera se dio a conocer que la Procuraduría General iniciará investigación en contra de los funcionarios de la Comisaría de Familia de Armero Guayabal quienes deberían estar pendientes y llevar un debido proceso con la familia que tenía en custodia a la niña de 3 años, especialmente en contra de una funcionaría de esa oficina, de quien no se ha suministrado su identidad, pero que al parecer, no permitió que se hicieran público los hechos violentos que acabaron con la niña en el hospital de esa población tolimense.

Con el fin de conocer el actuar de cada una de las entidades que trabajan en el departamento por garantizar los Derechos de los Niños y Niñas, la Gobernación del Tolima, a través de la Secretaría de Salud Departamental, presidirá hoy lunes una reunión a partir de las 9 de la mañana en el piso 6 de la Gobernación.

Confirmaron la asistencia a esta reunión la Procuraduría de Familia, Policía de Infancia y Adolescencia, Secretaría de Salud de Armero Guayabal, Alcaldía Municipal,  ICBF, Fiscalía, Hospitales de Armero Guayabal y Federico Lleras Acosta, Defensor del Pueblo, entre otros.

Hoy lunes hacia las 11 de la mañana, Frente a las oficinas del Instituto Colombiano del Bienestar Familiar en Ibagué, ubicadas carrera 5 con calle 43, se adelantará un plantón por Sarita, con el fin de pedir justicia y protección para los niños y niñas del país.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial