Se descubrió otro “Garavito” en el Tolima

 

Un caso similar al de Garavito se descubrió en las últimas horas en el sur del departamento del Tolima, exactamente en una vivienda ubicada en el municipio de San Antonio de Calarma, donde residía Leonardo Caballero Caballero, de quien se  conoció había accedido sexualmente a varios menores de edad de esa población, sin que algún residente de la zona lo denunciara ante las autoridades, hecho que ya está en manos del CTI y del Gaula Militar Tolima, quienes hace pocas horas materializaron la captura.

El hombre de 65 años de edad, convivía con su pareja sentimental y con sus hijos en una humilde casa del municipio de San Antonio, donde al parecer y según versiones de algunos testigos, llevaba a los niños para abusarlos, versión que es investigada por los servidores de la Fiscalía y del Ejército colombiano quienes materializaron la captura, después de varios meses de investigación.

El 30 de septiembre del año 2012, esta persona, al parecer, tuvo contacto con un niño de 9 años de edad, a quien según las autoridades convenció para abusarlo sexualmente y posteriormente el infante desapareció, sin volverse a saber nunca más de su paradero.

Desde su captura efectuada en las últimas horas, varios padres de familia del municipio de San Antonio y sus alrededores, han llamado vía telefónica a las autoridades a confirmar el actuar delictivo de Leonardo Caballero Caballero, considerado otro “Garavito” en esa parte del sur tolimense.

Leopoldo Caballero Caballero fue presentado ante los estrados judiciales de Ibagué, acusado de haber participado en la desaparición de un niño de 9 años de edad, a quien horas antes de perderle el rastro, fue visto en su compañía, situación que lo compromete con este caso que estremece al municipio de San Antonio de Calarma, donde fue capturado por el Ejército y servidores del CTI.

Caballero fue imputado por los delitos de desaparición forzada y acceso sexual abusivo con menor de 14 años, tras conocerse de varias denuncias en su contra.

El “Monstruo de San Antonio” fue enviado a la cárcel.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial