"A Johana la mató el policía de tres balazos", aseguró la familia de la modelo ibaguereña, Johanna Alexandra Gallego Otavo

La familia Otavo aseguró a Ondas de Ibagué que Johana Alexandra Gallego Otavo, la modelo ibaguereña herida de bala en persecución policial, ocurrida en inmediaciones de Doima, no murió de un balazo como aseguró el Coronel Henry Armando Beltrán, pues según declaraciones de la tía de la joven, hay pruebas que fueron tres balazos los que acabaron con la vida de su sobrina, de apenas 19 años de edad.

El hecho que ya es investigado por abogados particulares de la familia de la víctima y por la Fiscalía, ocurrió en la mañana de este jueves cuando el conductor de la moto, quien responde al nombre de Armando, novio de la modelo, no hizo caso a una señal de pare de la policía que realizaba un puesto de control, ubicado cerca al peaje del municipio de Alvarado, iniciándose una persecución que terminó en tragedia.

"A mi sobrina la mataron de tres balazos que disparó el policía y no de uno solo como afirma el Comandante encargado de la Policía Metropolitana de Ibagué, Coronel, Henry Armando Beltrán. Exigimos justicia y que ese uniformado pague por lo que hizo", dijo Diana Otavo, tía de la modelo fallecida.

Recordemos que el trágico hecho ocurrió ayer a primeras horas del día, sobre la vía que del municipio de Alvarado comunica con Ibagué, cuando dos jóvenes se trasladaban desde La Dorada, en Caldas, hacia Ibagué, y a su paso por el peaje de Alvarado, fueron solicitados en un puesto de control de la policía, a lo que Atmando, el piloto, no hizo caso, produciéndose la persecución hasta cerca al sector de Doima, donde, según la policía, en hechos confusos la joven resultó herida de gravedad, siendo trasladada hacia el Hospital Federico Lleras Acosta del barrio La Francia de Ibagué, donde falleció.

Es de anotar que la pareja de motociclistas se había desplazado al vecino departamento, al parecer, a visitar un tío de la jovencita, pero al regreso ocurrió el fatal hecho que ya es motivo de investigación por parte de la Fiscalía.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial