Interno se suicidó en el baño de la celda de la Permanente

Carlos Alberto Gaitán, de 42 años de edad, sindicado por el delito de extorsión, había sido capturado en enero del 2017 y esperaba impaciente desde esa fecha, su traslado al Centro Carcelario y Penitenciario de Picaleña,  sin que hasta el momento se le hayan dado las cosas, por el inconveniente que existe en Ibagué entre la Alcaldía y el Inpec, por lo que prefirió buscar la muerte de una manera trágica a tener que esperar más tiempo en precarias condiciones.

En caso ocurrió en las últimas horas en la celda principal de la Permanente, sitio en el que normalmente permanecen algunas horas los detenidos que tendrían que enfrentar un proceso en la cárcel.

El caso fue reportado por otro interno que encontró en el baño el cuerpo de su compañero de celda, siendo de inmediato confirmado por el guardia de turno, quien observó sin signos vitales a Gaitán, cuerpo que tenía alrededor del cuello un nylon, con el que aparentemente y por su propia decisión, acabó con su vida, caso que ya es investigado.

Al sitio llegaron los servidores del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía para realizar el levantamiento del cadáver.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial