Dos sicarios acabaron con la vida del matarife del pueblo

A eso de las 8 y 15 minutos de la noche de este miércoles, dos hombres a bordo de una motocicleta llegaron a la casa del matarife, Heriberto Preciado Ibarra, ubicada en la calle 6 con carrera 12, en Natagaima y sin mediar palabra alguna con esta persona, desenfundaron un arma de fuego y dispararon en su contra, dejándolo en crítico estado de salud, siendo trasladado a las urgencias del Hospital San Antonio, donde fue atendido de inmediato, pero falleció pese a los esfuerzos de los galenos y por la gravedad de las heridas.

Del homicidio, bajo la modalidad de sicariato, se conoció que a esta hora tiene a la comunidad natagaimuna en total conmoción, pues la víctima mortal era una persona conocida en el pueblo y querida por los habitantes de esa localidad tolimense.

De Heriberto Preciado Ibarra, se dijo que era hermano de uno de los conductores de ambulancia del Hospital San Antonio de Natagaima y que no se conoció alguna denuncia en la que se viera en peligro su vida, motivo por el cual las autoridades investigan el hecho.

Se espera el pronunciamiento de las autoridades seccionales sobre este nuevo caso de sicariato que enciende otra vez las alarmas en esa población.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial