Con huelga de hambre un grupo de estudiantes, docentes y funcionarios piden renuncia del rector de la Universidad del Tolima

Dos profesores, cuatro funcionarios y un estudiante de la Universidad del Tolima, decidieron encadenarse y entrar en huelga de hambre, hasta que el rector de la institución José Herman Muñoz renuncie.

La Huelga, se dio a raíz de las pocas respuestas que ha entregado el Consejo Académico sobre la viabilidad de la terminación del semestre A, las garantías de la realización del semestre B del 2016, y al silencio que ha guardado el Consejo Superior sobre la crítica situación financiera que se viene denunciando desde hace varios meses

Según el docente Pierre Díaz, la protesta se levantará hasta que reciban respuestas claras, concisas y afirmativas del pliego de peticiones que hicieron público la semana pasada, durante el desarrollo de una Asamblea triestamentaria que se realizó en plena entrada de la Universidad, por parte de algunos estudiantes.

Igualmente, los huelguistas también responsabilizan de la crisis al gobierno nacional y departamental, por lo que exigieron la presencia de los Ministros de Hacienda, Educación y Trabajo, con fin de resolver de manera inmediata la crisis que atraviesa la UT y resolver el ramillete de dudas que se vienen generando desde hace un tiempo en donde no se han obtenido respuestas claras.

Sobre el encadenamiento y la huelga de hambre habla en las noticias de Ondas de Ibagué, habla el docente de la Universidad del Tolima, Pierre Díaz.

De otra parte, Ondas de Ibagué conoció un comunicado de los miembros del sindicato de trabajadores oficiales de la Universidad del Tolima, Sintraunicol, en donde se evidencia que la huelga de hambre ya genera opiniones divididas.

La comunicación manifiesta que la mayoría de integrantes del sindicato no participarán de la huelga, debido a que la decisión fue tomada únicamente por una minoría de los afiliados a la organización, en el marco de una asamblea que ellos consideran que fue únicamente informativa.

Así mismo los trabajadores oficiales indican que no se sienten bien representados por Sintraunicol y por consiguiente se declararon en desobediencia con la actual junta directiva, porque consideran que éstos han sido pasivos y no ofrecen las garantías para defender los intereses colectivos.