Más de 100 horas de huelga de hambre completan en la Universidad del Tolima exigiendo la renuncia del rector

El domingo en la tarde se cumplieron 100 horas de la huelga de hambre en la Universidad del Tolima. Durante el fin de semana hubo visita de una comisión de diálogo encabezada por el alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo. Se espera que hoy hagan presencia delegados de los Ministerios de Trabajo, Hacienda y Educación, para llegar a un acuerdo y buscar salidas a la crisis.

Con cansancio físico, pero con ánimo de ser escuchados y buscar respuestas a la crisis, se completaron las primeras 100 horas de la huelga de hambre de un grupo de nueve docentes, funcionarios y estudiantes de la Universidad del Tolima.

Durante el fin de semana, los huelguistas recibieron la visita de una comisión de dialogo que estuvo conformada por la representante del Ministerio de Educación Nacional ante el Consejo Superior Universitario, Raquel Díaz, el Alcalde de Ibagué Guillermo Alfonso Jaramillo, El Arzobispo Flavio Calle y Andrés Rocha, ex Rector de la Institución. Por varias horas se trataron temas concernientes al pliego de peticiones de la asamblea triestamentaria y se elevó el deseo de dialogo con representantes del Ministerio de Trabajo, Hacienda y Educación, para exponer la crisis universitaria y buscar salidas concretas.

Igualmente, le hicieron un llamado al Gobernador del Tolima y presidente del Consejo Superior, Oscar Barreto, que a propósito no ha hecho presencia durante los seis días de protesta, para que convoque a un Consejo Superior extraordinario y establezca urgente dialogo con la comunidad universitaria.

Según el docente y huelguista Carlos Gamboa, el mandatario seccional debe cumplir con las declaraciones en donde ha manifestado su total apoyo a la Universidad del Tolima y convocar cuanto antes al dialogo, para darle una solución a la crisis y de paso, exponer el estado de la deuda de la Gobernación con la Institución. La no presencia de Barreto durante estos seis días de huelga, ha generado una avalancha de críticas de varios sectores universitarios, en donde incluso lo han llegado a sindicar de no querer salvar al alma mater.

De otra parte, se ha conocido que en el punto de la protesta, los huelguistas adelantan una firmatón para que el Rector José Herman Muñoz, renuncie. Hasta el sábado a las 6 de la tarde se habían recolectado aproximadamente 1300 rubricas.

Las primeras 100 horas han exigido un gran esfuerzo físico y mental, debido a que los huelguistas no están ingiriendo ningún tipo de alimento y sólo reciben hidratación con suero y agua. Cabe mencionar que en la protesta hay una comisión médica que se encarga de monitorear periódicamente el estado de salud de los huelguistas para impedir que alguno sufra quebrantos de salud. También se está brindando apoyo psicológico para que los miembros no decaigan y sigan adelante con la manifestación.

Se espera entonces que hoy lunes hagan presencia delegados de los Ministerios de Trabajo, Hacienda, Educación, y del Consejo Superior para darle trámite al pliego de peticiones presentado la semana pasada en Asamblea.