Decano de la UT que se niega a firmar diplomas, tiene millonarias deudas con la institución

33 estudiantes de la facultad de medicina de la Universidad del Tolima, no podrán graduarse hoy debido a que el decano de la facultad Juan Carlos Ferrero Otero, se ha negado a firmar los diplomas hasta que le paguen las primas atrasadas que actualmente le debe la institución.

La situación ha colmado la paciencia de este grupo de estudiantes que decidieron enviar una carta al decano Ferrero para expresarle su preocupación y solicitarle explicaciones de su actitud. Además, los futuros galenos propusieron que el rector de la Universidad nombre un decano encargado con el fin de que se pueda llevar a buen término esta labor, ya que el actual se declaró en cese de actividades a principios de esta semana.

Según Carol Andrea Uribe, una de las estudiantes afectadas, esta es una falta de respeto contra el estudiantado que poco tiene que ver con la crisis financiera que atraviesa el alma mater. Lo que más genera angustia es que los grados son hoy a las 10 de la mañana y hasta ahora (14 de julio 4:00 p.m.), los diplomas siguen sin firmarse por el decano. De no haber grado, los estudiantes quedarían impedidos para realizar la inscripción del año rural, situación que también afectaría su área laboral.

Ondas de Ibagué investigó sobre el actual decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad del Tolima Juan Carlos Ferrero Otero y encontró algo que llamó profundamente la atención.

Docentes con millonarias deudas

Ferrero Otero fue el primer decano de la Universidad que se declaró en cese de actividades esta semana y ha manifestado que la condición para retomar con sus obligaciones académicas consiste en que le paguen las primas de diciembre del 2015 y junio del 2016 que no se han podido cancelar a raíz de la crisis. - cabe mencionar que las directivas de la Institución han asegurado pagar la prima de junio la primera semana de agosto y la de diciembre del año 2015, se cancelaría con el empréstito de 15 mil millones o cuando mejore el flujo de caja-.

Lo que pocos saben es que el decano Ferrero le debe a la universidad más de 220 millones de pesos por haber incumplido en su comisión de estudios y no haber presentado su diploma que lo certifica como Doctor en Salud Pública de la Universidad Nacional de Colombia. La condición era que Ferrero Otero se graduara de la comisión de estudios, que la propia Universidad del Tolima le pagó y presentara el diploma de doctorado que inició en el año 2009, sin embargo, hasta la fecha no lo ha hecho y por ende éste tendría que asumir el costo total de su posgrado.

Sobre el particular, hay que mencionar que existen nueve docentes más que suman una exuberante deuda que supera los 3 mil millones de pesos.

Los docentes que le deben a la Universidad del Tolima por incumplir comisión de estudios sin título son:

Estas deudas ya están siendo investigadas por la Contraloría departamental del Tolima y se ha anunciado que en las próximas semanas se estarían interponiendo acciones fiscales contra los responsables. Esta sin duda, sería una de las causas que habrían conllevado a que las finanzas de la UT estén en cuidados intensivos.