¿Le conviene al Tolima entrar a la RAP Eje Cafetero? Esto dicen los diputados

La RAP Eje Cafetero, es la Región Administrativa de Planeación compuesta por los departamentos de Caldas, Quindío y Risaralda. El gobernador del Tolima Ricardo Orozco, inició los trámites para que el departamento entre a ser miembro, y para ello necesita la aprobación de la Asamblea Departamental.

Sin embargo, en los primeros debates que los diputados han dado a la propuesta, son varias las dudas y reparos que surgen. El primero y más relevante: el Tolima ya pertenece a una región administrativa, la RAPE Centro (Región Administrativa y de Planificación Especial), conformada por Boyacá, Cundinamarca, Bogotá, Meta y desde luego, Tolima.

Según el diputado Gerardo Yepes, la ley 1962 que reglamenta las regiones administrativas, explica que a futuro el Tolima solo podrá pertenecer a uno de estos grupos, pues las RAP pasan a ser RET (Regiones Entidad Territorial) después de cinco años de creadas, y un departamento solo puede pertenecer a una RET.

“La conversión de la RAP a RET, arranca a partir del año 2022, a cinco años de que se haya constituido la RAP. Ahora bien, el Tolima pertenece a la RAPE, por el distrito especial Bogotá, con esta ordenanza el Tolima se adhiere a la RAP. Insisto, miremos a futuro, las RAP pasarán a ser RET. De manera profunda hago una pregunta muy respetuosa, ¿Cuál región será la conveniente para el futuro del departamento?”, expuso el diputado Yepes.

Gerardo Yepes y Renzo García, señalaron las comparaciones entre ambos grupos: La RAP Eje Cafetero, cuenta con 53 municipios, 6% de producción de producto interno bruto del país, y tiene 2 millones de habitantes. La RAPE Central, genera el 45% del producto interno bruto de Colombia (ocho veces más que la RAP), tiene el 40% de los municipios de Colombia con 353 localidades con casi 17 millones de habitantes e incluye el aeropuerto El Dorado que tiene privilegios para la exportación.

Ante estos argumentos, el diputado Renzo García añadió que lo que propone la Gobernación del Tolima como proyección para el departamento, al integrarse a la región del eje cafetero, son objetivos que perfectamente se pueden alcanzar con la RAPE, de la que ya hace parte.