Licor de contrabando que fue destruido estaba avaluado en más de 150 millones

La actividad se efectuó en las instalaciones de la Fábrica de Licores del Tolima. Si se hubiese vendido en expendios del departamento, la dirección de rentas había dejado de percibir cerca de 60 millones de pesos en impuestos.

Más de 11 mil botellas de licor de contrabando y adulterado, así como varios paquetes de cigarrillos ilegales, fueron destruidos en una acción de la Secretaría de Hacienda dentro de la campaña en contra de la ilegalidad en bebidas alcohólicas.

Estos elementos tenían un valor comercial de $153 millones, así lo anunció la secretaria de hacienda María del Carmen Muñoz.  De haberse comercializado estas unidades el Departamento habría dejado de percibir cerca de 60 millones de pesos.

Este licor y cigarrillos fueron incautados por las autoridades por diferentes causales entre las cuales se encuentran contrabando, adulteración, por estampillas falsas o de otras regiones.