Ola invernal tiene al Tolima en alerta. Cinco municipios han declarado la calamidad pública

Durante el fin de semana el departamento se vio afectado en diferentes sectores por el crecimiento de los niveles de los ríos Magdalena en el municipio de Honda y Cambril en Rioblanco; debido a las fuertes lluvias estos afluentes aumentaron su cauce incomunicando varios sectores, igualmente hubo afectaciones en vías y cultivos. 

Producto de las fuertes lluvias, el municipio de Rovira presenta  taponamiento del 80% de las vías en el sector rural, la pérdida del 50%  de cultivos e inundaciones por desbordamiento de quebradas.  El alcalde Giovanny Vivas  declaró la calamidad pública.

En Honda el caudal aumento su nivel y se encuentra a punto de desbordarse poniendo en riesgo inminente dos barrios de la ciudad.

Por su parte, en el municipio de Rioblanco, el río Cambril subió los niveles de manera que arrasó con una parte del puente que comunica  Puerto Saldaña con la cabecera municipal.

Santa Isabel sufre graves  afectaciones en las vías por deslizamientos de tierra y caída de árboles. 

Chaparral  ha reportado inundaciones por desbordamiento de la quebrada Neme y Guainí en el centro poblado de San Bartolomé de Amoyá, donde varias familias han resultado afectadas.

La alcaldesa de Murillo Martha Cecilia Sánchez,  se declaró en emergencia vial debido a las consecuencias dejadas por las fuertes lluvias caídas en la región y que produjeron varios derrumbes en los corregimientos de El Bosque, Santa Teresa y el Tambo. 

Por: Paola Rojas Gómez, periodista regional