Sarita presentaba anemia, desnutrición y un posible caso de leishmaniasis

Secretaría de Salud departamental reportará el incumplimiento de los municipios en la implementación de las acciones del Plan de Intervenciones Colectivas ya que por el Componente de Salud Mental.

Para la secretaria de Salud del Tolima, Sandra Liliana Torres Díaz, el caso de la niña en Armero Guayabal, evidenció la falta de seguimiento por parte de todas las entidades por el cuadro clínico que presentó la menor de edad. “La niña tenía antecedentes de anemia, desnutrición y una posible leishmaniasis”, indicó la funcionaria.

Por lo tanto,  todas las entidades que trabajan por preservar los derechos de los niños y niñas deben presentar un diagnóstico serio que determine las dificultades, fallas en los procedimientos y las mejoras que se deben realizar y que impacten de manera diferencial.

Igualmente, la Secretaria de Salud del Tolima anunció se realizará la unidad de análisis del caso presentado en Armero Guayabal, a solicitud del alcalde municipal, para recoger la información requerida para la reconstrucción del caso y exponerlo a las autoridades.  

Aunque no se dieron detalles  del caso de la niña por encontrarse en investigación, tanto los médicos del hospital de Amero Guayabal y Federico Lleras manifestaron que el estado de la pequeña era muy grave. Las condiciones por las que entró al servicio de urgencias en la población fue por un golpe severo en su cabeza que generó un trauma cráneo encefálico  y asociado a su desnutrición y anemia, fue remitida a Ibagué a un nivel de mayor complejidad. Por su parte,  una de las pediatras que atendió a la niña en el Federico Lleras Acosta manifestó que su estado era muy delicado y que en su cuerpo tenía las evidencias de un maltrato y violencia antiguos.

Por: Paola Rojas Gómez, periodista regional