Administración de la UT pide a estudiantes detener el cierre de las sedes educativas

Directivos de la Universidad del Tolima pidieron a los estudiantes que realizan cierre parcial de las sedes educativas Santa Helena y la Sede Centro desde el pasado mes de mayo, detener la protesta pues aseguran que la manifestación afecta significativamente el funcionamiento del alma máter.

En un comunicado emitido por la Dirección Administrativa piden ponerle fin a esta acción:  

“Los sellamientos de oficinas y el cierre de las puertas de la Universidad en cualquiera de las sedes, pone en riesgo la culminación del semestre académico y la prestación de servicios de bienestar, perjudicando a miles de estudiantes a nivel nacional.

El cierre de puertas en nada contribuye a superar las dificultades por las que atraviesa la Universidad, por el contrario, solo las agudiza impidiendo, en época de inscripciones, que futuros estudiantes acudan buscando orientación, así como no favorece la imagen de la Universidad frente a la comunidad, en momentos en que se requiere la recuperación de la confianza en la institución”.

Según el rector Omar Mejía los costos diarios por el cierre suman 169.218 millones de pesos, además de afectar el servicio de comedor estudiantil, las prácticas universitarias y el correcto funcionamiento de las clases lo que podría afectar la culminación del semestre académico.

Por: Paola Rojas Gómez, periodista regional