Fuerte vendaval en Carmen de Apicalá desentechó varias viviendas y tumbó 200 árboles

Por lo menos diez viviendas destruidas, 200 árboles caídos en la zona rural y seis en la zona urbana, lo que dejó al municipio sin luz por varias horas, es el balance preliminar de un vendaval que se registró Carmen de Apicalá al suroriente del departamento.

El fenómeno natural que se presentó en la madrugada de  ayer, causó pánico en los habitantes del  municipio, pues la tormenta que duró varias horas ocasionó crecida de la quebrada la Arenosa.

Las autoridades adelantarán en las próximas horas consejo municipal para la gestión del riesgo en el que se consolidará el balance de los daños y de definirán las ayudas para las familias afectadas.

Por: Paola Rojas Gómez, periodista regional