Habla Policía que le salvó la vida a bebé de 11 meses

Fabián Andrés Gonzales Montero, suboficial del Ejército con grado de Cabo Primero de Neiva, viajaba desde la capital del Huila con destino a Armenia, con su esposa Lessny Johanna Buriticá y Zamirah, su bebé de 11 meses, cuando la menor dejó de respirar y comenzó a convulsionar.

El intendente de la Policía Hernán Prada Oviedo se encontraba de turno patrullando la vía que conduce a Girardot, cuando un vehículo que conducía a alta velocidad se acercó y descendió Lessny con Zamirah en brazos, pidieron ayuda a gritos;  sin pensarlo dos veces el Intendente Prada tomo a la menor en sus brazos y comenzó a practicarle primeros auxilios.

“Cuando recibí la bebé sólo pensaba en mis hijos y como padre me sentí desesperado, mi única meta era que ese angelito respirara” dijo el Intendente.

Por cuatro largos minutos le dio respiración boca a boca, aunque la bebé seguía sin signos vitales; sin embargo, el uniformado no se rindió y continuó hasta que Zamirah, con un grito volvió a la vida.

El Intendente Prada afirma que cuando vio a la bebé despierta sintió una alegría inmensa y la satisfacción del deber cumplido.

 “Esos fueron los más largos de mi vida, yo le practicaba los primeros auxilios y ella sumergió su estómago y dio un leve respiro, hablándole y llamándola por el nombre Zamirah y ella me miró, soltó el llanto y comenzó a respirar solita”

El uniformado que tiene dos niños de 13 y 2 años y su esposa se encuentra en estado de embarazo, afirma que siente una conexión especial con esta familia y asegura que actuó no sólo como Policía, sino como un padre que ama a sus hijos.  

Por su parte, Fabián Andrés Gonzales Montero, suboficial del Ejército con grado de Cabo Primero de Neiva,  vivió uno de los peores sustos de su vida cuando su pequeña bebé de tan solo 11 meses dejó de respirar y comenzó a convulsionar, en carretera y a altas horas de la noche.

Gracias a la heroica acción del intendente de la Policía Hernán Prada Oviedo,  que le practicó primeros auxilios por varios minutos, la pequeña volvió a la vida.

Zamirah fue trasladada al Hospital San Rafael del Espinal, donde los especialistas concluyeron que los drásticos cambios de clima que sufrió durante el viaje que realizó con sus padres, ocasionaron el ataque que por poco le cuesta la vida.  

El cuerpo médico le dio de alta a la menor, después de determinar que no hay riesgo de una recaída y ahora Zamirah se encuentra en Armenia, recuperándose con su familia.

El suboficial asegura que, su hija es una bebé sana y despierta que nunca había presentado ningún síntoma de enfermedad y agradece al Intendente Prada por esa valiente acción que le permite  seguir disfrutando de su pequeña Zamirah.

Por: Paola Rojas Gómez, periodista regional