Después de 24 horas de trabajo, organismos de socorro lograron controlar voraz incendio forestal

Después de una intensa jornada de trabajo, en un trabajo conjunto Bomberos Voluntarios y población civil lograron controlar el voraz incendio que se registró en Carmen de Apicalá y que ardía desde el pasado martes.

La conflagración que se propagó gracias a los fuertes vientos, consumió 25 hectáreas de bosque y 35 de pastizales, para un total de 60 hectáreas calcinadas.

De acuerdo con lo informado por Alonso Parra, Secretario de Ambiente y Gestión del Riesgo, la conflagración se logró sofocar en la noche del miércoles y las pérdidas por la quema de bosque nativo son incalculables.

Se maneja la hipótesis de que la emergencia se produjo por una quema de rastrojo que se salió de control, sin embargo, las autoridades competentes estudian las causas que originaron el voraz incendio.

Por: Paola Rojas Gómez, periodista regional