Más de 51 años de cárcel al violador y asesino

622 meses es la condena que se le impuso a Rafael Uribe Noguera, quien aceptó el pasado 11 de enero, los delitos de Feminicidio Agravado y Acceso carnal violento agravado, en concurso con secuestro simple agravado, contra Yuliana Samboní, una niña de apenas 7 años de edad, residente de un humilde sector en Bogotá.

En el complejo judicial de Paloquemao en la capital de la República, la juez 35 de conocimiento de Bogotá dio a conocer la condena que corresponde a 51 años y 10 meses, sin embargo la Fiscalía apeló la decisión, pidiendo que a Uribe Noguera se le dé la pena máxima de 60 años tras las rejas.

En la audiencia estuvo presente el padre de la menor quien esperaba la pena máxima para el asesino de su pequeña hija. La madre de la niña no asistió a la audiencia, pues dio a luz el pasado martes a un nuevo integrante de la familia.

En el caso, se puso a la luz pública la preocupante situación que dejó 15 mil víctimas de violencia sexual en el 2016 y que no han recibido la misma atención por parte de la justicia.